<anterior-1-2-3-4-5-6-7-8-9-10-11-12-13-14-15-16-17-18-19-20-21-22-23-24-25-26-27-28-29-30-siguiente>

20. POSTURA DEL SALTAMONTES

TÉCNICA

  • Sitúese extendido boca abajo con la barbilla pegada al suelo, con las piernas juntas y estiradas.
  • Coloque las palmas de las manos hacia arriba, y sitúelas bajo los muslos.
  • Ejerza presión con el dorso de las manos sobre el suelo, elevando las piernas, tan estiradas como sea posible, y despegue el vientre del suelo.
  • No fuerce en exceso. Las manos no acompañan a los muslos, sino que permanecen contra el suelo.
  • Las manos también pueden entrelazarse debajo de los muslos.
  • Regule la respiración.
  • Mantenga la postura el tiempo indicado, deshágala con lentitud y relájese.

CONCENTRACIÓN
    Durante el mantenimiento de la postura puede dirigir la atención mental a la base de la espina dorsal o a la respiración.

TIEMPO
    Veinte segundos. Esta postura puede realizarse dos o tres veces.

EFECTOS

  • Fortalece todo el organismo.
  • Ejerce un beneficioso masaje sobre el corazón, mejorando el riego sanguíneo.
  • Resulta beneficiosa para pulmones y bronquios.
  • Mejora el funcionamiento de la glándula tiroides.
  • Combate la adiposidad del abdomen.
  • Estimula la digestión.
  • Ejerce masaje sobre la región lumbar.
  • Potencia los músculos dorsales, abdominales, deltoides y trapecio.
  • Aumenta el apetito.