<anterior-1-2-3-4-5-6-7-8-9-10-11-12-13-14-15-16-17-18-19-20-21-22-23-24-25-26-27-28-29-30-siguiente>

26. POSTURA DE LA MEDIA LUNA

TÉCNICA

  • Colóquese de pie, con las piernas juntas, estiradas, el tronco erguido y la cara mirando al frente.
  • Separe las piernas aproximadamente un metro.
  • Eleve los brazos lentamente en el aire por encima de la cabeza y entrelace las manos.
  • Con los brazos estirados y la cabeza entre ellos, incline lentamente el tronco hacia un lado tanto como le sea posible.
  • La cabeza ha de permanecer siempre entre los dos brazos mirando hacia arriba o hacia el frente.
  • Regule la respiración.
  • Mantenga la postura el tiempo indicado, deshágala con lentitud y efectúela hacia el otro lado.

CONCENTRACIÓN
    Durante el mantenimiento de la postura puede dirigir la atención mental al costado o a la respiración.

TIEMPO
    De veinte a treinta segundos. Esta postura puede realizarse dos veces por cada lado.

EFECTOS

  • Dota de flexibilidad hacia los lados a la columna vertebral.
  • Ejerce un profundo y beneficioso masaje sobre el páncreas, el hígado y el bazo.
  • Potencia la acción cardíaca.
  • Estira y revitaliza los músculos y nervios intercostales, eliminando la tensión del tronco.
  • Fortalece los músculos de los brazos, pectorales, dorsales, deltoides y trapecio.
  • Aumenta la capacidad de resistencia del tronco, previene contra los trastornos de la columna vertebral y fortalece los ligamentos intervertebrales.
  • Mejora los sistemas respiratorio y circulatorio.
  • Mejora el aparato locomotor en general.
  • Induce a la relajación profunda.