<anterior-1-2-3-4-5-6-7-8-9-10-11-12-13-14-15-16-17-18-19-20-21-22-23-24-25-26-27-28-29-30-siguiente>

7. POSTURA DE INVERSIÓN

TÉCNICA

  • Colóquese extendido en el suelo boca arriba, con las piernas juntas, estiradas y los brazos extendidos a ambos lados del tronco.
  • Utilice las manos y los brazos presionándolos contra el suelo y eleve las piernas, las caderas y parte de la espalda.
  • Coloque las manos en la región lumbar o en las caderas, quedando el tronco arqueado y con las piernas juntas y estiradas.
  • Regule la respiración.
  • Mantenga la postura el tiempo indicado.
  • Para deshacer la postura, lleve las manos a la posición inicial y comience a descender lentamente, para que el tronco y las piernas vuelvan a su posición de origen.
  • Permanezca extendido en el suelo y relájese.

CONCENTRACIÓN
   Durante el mantenimiento de la postura puede dirigir la atención mental al abdomen, al entrecejo o a la respiración.

TIEMPO
   De uno a tres minutos. Aumentando el tiempo de modo paulatino. Basta con realizar la postura una sola vez.

EFECTOS

  • Suministra sangre extra al cerebro, mejorando su funcionamiento.
  • Ejerce un beneficioso masaje sobre las vértebras cervicales.
  • Descongestiona y relaja las extremidades inferiores, previniendo contra varices.
  • Aumenta la capacidad de concentración, tranquiliza, e induce a la relajación profunda.